lunes, 20 de octubre de 2008

2.02

Así pues
Cada espiga nocturna
Esplende en los balcones
De otro acero

No hay comentarios: